Pabellón Municipal de Torralbilla (Zaragoza) 1998-2004

Se buscó crear un edificio que uniese las escalas diferentes de sus elementos, impuestas por su propio uso, manteniendo una imagen integra y una idea única.

La idea del edificio en un volumen prismático rotundo que se rompe en una de sus esquinas para abrirse hacia el pueblo, mediante unos muros que contiene los usos de menor escala y a la vez representan la tipología constructiva de éstos. Los muros delimitan los diversos usos y crean los huecos a través de los que la luz entra en el edificio, potenciando aún más la geometría de éstos.