Lorente Arquitectos + Ingenieros

Aparcamiento Municipal San Antonio, Nuévalos (Zaragoza) 2019

Con una superficie de 500m2 el aparcamiento municipal, situado en el centro del casco urbano de Nuévalos se desarrolla como una pieza excavada de la poderosa naturaleza que lo rodea.

La estructura es fruto del modelado de un material base, el hormigón armado, que se somete a lo mismos procesos a los que se expone la piedra natural : sedimentación, erosión, meteorización, cristalización, compactación, metamorfismo, y se encofra utilizando las rocas y el terreno preexistentes, cuya huella se conserva así en la traza de los nuevos volúmenes.

Una vez más volvemos a elementos primarios para configurar arquitecturas específicas al lugar, en armonía con la naturaleza. EL trabajo con la tierra, con las rocas y el aprendizaje con sus lógicas de la formación, sus diferentes técnicas y procesos, se desarrollan para manipular las propiedades acústicas y térmicas de estos materiales locales.

Las estructuras agitan la materia existente y la refuerzan, utilizando procesos de alta ingeniería, mientras generan resultados impredecibles.

Esto son estructuras del paisaje ya que nacen de este y le dan orden, transformando la materia en un espacio habitable, desarrollando una nueva constelación de programas.

Esta composición del aparcamiento  genera relaciones íntimas con el medio ambiente.

Nuestra intervención se sitúa en una posición ambigua entre la naturaleza, la arquitectura y el arte; que puede ser una y todas a la vez, o una categoría completamente diferente que sólo tiene sentido en el lugar que nació.