Lorente Arquitectos + Ingenieros

Iglesia de Murero (Zaragoza) 2008

La iglesia parroquial de la Asunción de Murero es un edificio barroco del siglo XVII, tiene su planta con numerosas falsas escuadradas lo que pudiera indicar aprovechamiento de muros de una iglesia anterior. Es de tapial de mampostería con refuerzos de sillarejo o ladrillo en las esquinas. Situada en el centro del pueblo, es un edificio aislado de otras construcciones y se encuentra rodeado por una amplia plaza.

Como quiera que sea, hoy consta de una nave de cuatro tramos de cabecera plana, levemente oblicua al eje principal, con capillas entre los contrafuertes unidas entre sí de modo que parecen formar naves laterales. La nave cubre con bóveda de lunetos sobre arcos fajones que cargan en pilastras y las capillas con bóvedas de aristas. El interior está completamente estucado y pintado. La sacristía es de planta rectangular y se cubre con dos tramos de cañón de lunetos.

Interiormente la decoración se reduce a la pintura de la bóveda imitando los sillares de piedra en gris y blanco. La bóveda del presbiterio tiene decoración en relieve de puntas de diamante; va pintado todo el friso que recorre la nave, así como los fustes de las pilastras, los perfiles de los lunetos y las claves; esta pintura es del siglo XIX.

La torre podría formar parte de la antigua iglesia mudéjar. Se apoya sobre la capilla del lado de la epístola más cercana a la cabecera. Cuenta con un primer cuerpo ciego, de planta cuadrada y uno superior, en prolongación, todo él de ladrillo y cornisa del mismo material; las capillas laterales presentan muros de mampostería.

La restauración se hace integral en todo el edificio incluida la torre. Por ello se actúa en las cubiertas para evitar la entrada del agua de lluvia que ha manchado las bóvedas. También se restaura la torre en mal estado dotándole de un estilo musulmán que sin duda tuvo.