Lorente Arquitectos + Ingenieros

Iglesia de Torralbilla (Zaragoza) 2009

La Iglesia Parroquial de San Lorenzo Mártir es un edificio de ladrillo, tapial y mampostería, obra del siglo XVII de estilo barroco. Se levanta en la parte baja del municipio, sobre el solar que ocupo anteriormente otra iglesia medieval de la que subsisten dos retablos y la pila bautismal en su interior, así como la mayoría de los sillares que se utilizaron en sus muros. La posición en diagonal de los dos contrafuertes en las esquinas del testero hace pensar en una antigua cabecera poligonal que se cubriría al interior con bóveda de nervios.

Se relaciona la edificación con la iglesia de Santa Ana de la localidad de Brea de Aragón por la elección de la decoración con un lazo de ocho en sus diversas variantes característico de Juan de Marca.

Nos encontramos con un grupo de yeserías barroco-mudéjares inéditas en el catálogo de estas obras.

Se compone de una sola nave, de 6 tramos iguales, sin crucero, y se cubre con una bóveda de medio cañón con lunetos y con cúpula o de aristas en las capillas entre contrafuertes. Encontramos la sacristía y dos capillas en el lado de la epístola. En el lado del evangelio hay otras 3 capillas. Los arcos se decoran con yeserías de tradición mudéjar.

La portada se sitúa en segundo tramo del lado de la epístola, formada por un arco de sillería de medio punto y con una hornacina encima de la clave que cobija una representación de San Lorenzo. Se precede de un atrio con una decoración de yeserías de tradición mudéjar.

La torre se levanta a los pies, en el lado de la epístola, consta de dos cuerpos, primero de mampostería y planta cuadrada, el segundo de ladrillo y planta octogonal abre vanos en arco de medio punto en sus caras donde aloja el cuerpo de campanas, y se corona con una cúpula.

Nuestra intervención se centra en el saneamiento estructural de muros y cubiertas, filtraciones, pintura, electricidad y megafonía.